1 Jun 2010

Dos apuntes acerca del infierno

Uno. El infierno no tiene fronteras, su extensión es infinita, potencialmente abarca todo lo que existe.

Dos. Al mismo tiempo tiene la propiedad de contraer su infinitud para acomodarla dentro de los límites del cuerpo.

Nota adicional: Me siento mal y estoy mal. Quisiera gritar muy fuerte, hasta perder la voz; vaciar todas mis fuerzas en ese grito, hasta convertirlo en la imagen de la locura. Tengo ganas de desaparecer el mundo para nunca más volver a experimentar sus efectos. No puedo más. No encuentro sentido en nada. Ese nervio que atraviesa las entrañas, desde el estómago hasta los ojos y llena de electricidad y fuerza el cuerpo, está roto. Llevo semanas viendo pasar el tiempo, ni siquiera puedo llorar, enfurecerme, odiar, me siento cansado y miserable. Estoy paralizado por la tristeza, por el dolor y siento que enloquezco. Quisiera odiar, pero aún no puedo.

7 comments:

OzHoMaTli said...

The first part of your post suggest to me about the emptiness, but then I understand your point, and I´m agree, maybe our souls are fighting with differents demons in hell.

YKRho said...

Indeed.

Arevalo said...

Que raro, al principio parece que describes un sufrimiento del espíritu, de los causados por cuestiones intelectuales.
Pero al leer las últimas líneas, creo que te refieres a un dolor proveniente del alma, que pertenece a las emociones.

YKR said...

En realidad me refiero a ambos.
Gracias por leer.

yguana rosa said...

¡¡¡FISICA CUANTICA!!!

lehna said...
This comment has been removed by the author.
lehna said...

Por fin entiendo este texto con el corazón.
Abrazo a-nabo!!

P.S. Revive el blog no?